24 noviembre, 2016

Atmen: el inhalador 2.0 que ganó la cuarta versión del curso IIE

img_5807_31066137051_occCORTADA

En su ya cuarta edición, el curso emblema del proyecto Ingeniería 2030 en la UC “Investigación, Innovación y Emprendimiento” reunió este semestre a casi 300 alumnos en torno al concepto “Eficiencia” aplicado a ámbitos como la salud, agricultura, servicios públicos y energía.

Bajo la tutela de los profesores Francisco Pizarro, Alfonso Cruz, Trinidad Álvarez, Sruthi Boda y Carolina Moreno, todos de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica, y la colaboración desde UC Berkeley del director del Centro Sutardja de Emprendimiento y Tecnología, Ken Singer, y el profesor David Law; los estudiantes trabajaron durante el semestre en la materialización de sus ideas, logrando pasar a la final ocho de la totalidad de los grupos:

img_5805_31066138491_o

Dispositivo mecánico para dispensar medicamento en aerosol (vía bucal) que cuenta con un novedoso diseño mecánico basado en una dinámica de fluidos que permite prescindir del uso de la aerocámara para la correcta aplicación del medicamento, obtuvo el primer lugar del curso de emprendimiento.

Los equipos hicieron las presentaciones de sus proyectos en inglés al público presente y a los miembros del jurado: el vicedecano de Ingeniería UC, Pedro Bouchon; la subgerente de Transferencia Tecnológica de Corfo, Marcia Varela; el presidente de Endeavor, Christoph Schiess; Joaquín Korn; y David Law.

Ken Singer se dirigió a los alumnos y profesores haciendo un repaso de la experiencia este semestre y el valor que él ve en cada proyecto. Señaló que al comienzo sólo eran cientos de ideas para hacer más eficientes los procesos en salud, agricultura, servicios públicos y energía, y que hoy se ven materializadas en proyectos que pueden impactar positivamente a la industria si se escalan los alcances de sus beneficios.

El académico y emprendedor subió al escenario a alumnos ganadores de semestres anteriores y les pidió que compartieran sus experiencias sobre cómo este curso les había abierto las puertas hacia la “desconocida” dimensión del emprendimiento.

El jurado evaluó variables como el impacto en la sociedad que tendría la solución planteada por los estudiantes, la factibilidad de desarrollar el proyecto a futuro, si el prototipo estaba bien realizado funcionalmente, y que el pitch fuese claro y entregara la información necesaria para conectar con el usuario.

Tras deliberar, el jurado premió a los proyectos Atmen, RUKA, Frutipellets y Let’s count con el primer, segundo, tercer y cuarto lugar, respectivamente. A cada equipo se le entregó un premio de $5.000.000 para desarrollar sus proyectos además de un mes de co-work gratis en el espacio “Ruta 5” del Centro de Innovación UC, y la asesoría legal del estudio jurídico Carey y Cía.

Con esta cuarta versión del curso, se completan dos años de ejecución de esta iniciativa conjunta entre la Escuela de Ingeniería UC y la Universidad de California Berkeley, a través del Sutardja Center for Entrepreneurship and Technology.

img_5702_31144817986_o

Alumnos presentando en la final del curso.

Segundo lugar.

RUKA, segundo lugar.

Tercer lugar.

Frutipellets, tercer lugar.

Cuarto lugar.

Let’s count, cuarto lugar.

 

Los proyectos finalistas fueron:

  • Innova-tren: Dispositivo de ahorro energético utilizando capacitadores para uso exclusivo en Metro. Los capacitadores almacenan energía disipada al momento de frenar, inyectándola de regreso al sistema al ser requerida. La eficiencia de este producto triplica a la eficiencia de las soluciones actuales.
  • Breathe: Bioreactor para producción de microalgas que fija CO2 del aire para la producción de oxígeno.
  • PENTI: Guante que permite pintar con los dedos, fomentando el desarrollo de la motricidad fina.
  • Let’s count: Dispositivo que se añade a una cubeta de pabellones quirúrgicos donde se depositan gasas y esponjas usadas en el quirófano durante una operación, lo que permite el conteo automatizado de cantidad y tipo de gasa para disminuir errores humanos por pérdida del material dentro del cuerpo del paciente.
  • Frutipellets: Proyecto con impacto tecnológico y social. Se trata de pellets para la calefacción doméstica, creados a partir de desechos orgánicos de la agricultura, a través de un proceso que optimiza y busca dar con la mejor mezcla, basada en el poder calórico de cada componente del residuo. El proyecto es bastante escalable, y puede interesarle a países con altos niveles de contaminación que buscan alternativas de combustión y que cuenten con grandes cantidades de residuos orgánicos producidos en la agricultura.
  • Atmen: Dispositivo mecánico para dispensar medicamento en aerosol (vía bucal) que cuenta con un novedoso diseño mecánico basado en una dinámica de fluidos que permite prescindir del uso de la aerocámara para la correcta aplicación del medicamento.
  • RUKA: Proyecto que busca reducir el consumo de energía, atacando el consumo fantasma de energía (conexión permanente a la red). El adaptador RUKA detecta la presencia humana y automáticamente conecta los dispositivos a la red. Cuando el individuo deja la habitación donde tenía conectados sus dispositivos, éstos se desconectan de la red, para no seguir consumiendo energía.
  • Tech-nik: Dispositivo de monitoreo de movimiento —comunicado a una aplicación para dispositivos móviles— que corrige la técnica, mejora el rendimiento y evita lesiones al momento de ejercitarse. La app entrega adicionalmente listas de ejercicios y rutinas de entrenamiento, como un personal trainer, corrigiendo en tiempo real los movimientos mal ejecutados.

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

The Clover 2030