1 julio, 2016

Investigadores de Ingeniería UC presentan estudio sobre adopción de MOOCs en América Latina y Europa

informe mooc-maker-para facebook-twitter

Un informe sobre adopción de cursos masivos abiertos en línea (MOOC, por su sigla en inglés) en la Educación Superior en América Latina y Europa desarrollaron la directora de la unidad de Educación en Ingeniería y académica de la Escuela de Ingeniería UC, Mar Pérez Sanagustín, y los estudiantes de postgrado y pregrado del Departamento de Ciencia de la Computación de la Escuela de Ingeniería UC, Jorge Maldonado, Nicolás Morales, Ronald Pérez y Ricardo Rendich.

La investigación titulada, “Estado del arte de adopción de MOOCs en la Educación Superior en América Latina y Europa”, tiene como fin “entender la situación actual de los MOOCs en América Latina y representa un primer paso para el desarrollo de un espacio de referencia que apoye la toma de decisiones y el diseño de estrategias eficaces en torno a este formato de enseñanza en la región”, dijo la académica a cargo del informe, Mar Pérez Sanagustín.

Los datos del trabajo de los investigadores de la Escuela de Ingeniería UC confirman que Europa cuadriplica a América Latina en la producción de MOOCs, con un total de 1705 cursos y una oferta liderada por España (481), Inglaterra (435), Francia (250), Alemania (204) y Holanda (95). En tanto, Latinoamérica, con 418 programas en total, tiene como principales productores de MOOCs a México (93), Brasil (66), Costa Rica (35) y Perú (27).

En cuanto a las características de los MOOCs en ambas regiones, el informe revela que, tanto en América Latina como en Europa, las disciplinas con mayor oferta de cursos son las relacionadas con el perfeccionamiento profesional y las ciencias aplicadas. En el caso de América Latina, con una proporción de 48% y 18,6%, respectivamente. En el caso de Europa, con participaciones de 34% y 18%.

Con respecto a las organizaciones con mayor producción de MOOCs, el informe destaca a las españolas, Universidad Politécnica de Valencia (Universitat Politècnica de València, UPV) y Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), con 94 y 50 cursos, respectivamente, junto a la inglesa The Open University. En Latinoamérica, a la Universidad Tecnológica de Monterrey, de México, con 33 cursos; la Universidad Estatal Paulista (Universidade Estadual Paulista, UNESP), de Brasil, con 29 cursos; y la Universidad Autónoma de México, con 25 cursos.

En el caso de la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde la producción de MOOCs comenzó hace dos años, la oferta suma 14 cursos con más de 45 mil usuarios inscritos. Un auge que se replica en los 21 países de la región donde, pese a que los cursos masivos abiertos en línea constituyen un formato de enseñanza aún incipiente, se aprecia “mayor intensidad que la que se vio en Europa durante su primera etapa de crecimiento principalmente gracias a dos factores: la asociación de universidades de América Latina con plataformas tecnológicas globales como Coursera y edX; y regionales como Telescopio, de Guatemala; y Veduca, de Brasil”, asegura el estudio.

El informe, “Estado del arte de adopción de MOOCs en la Educación Superior en América Latina y Europa”, contó, además, con la colaboración de los estudiantes de la Universidad de Cuenca (Ecuador), Jorge Bermeo, Juan Pablo Carvallo, René Palta, Jéssica Pinos, Vanessa Solís y Jorge Vásquez. Su elaboración fue cofinanciada por el proyecto “MOOC Maker Construction of Management Capacities of MOOCs in Higher Education” del programa europeo Erasmus+, la iniciativa Fondecyt de Iniciación “Self-Regulated Learning (SRL) strategies in MOOCs” (11150231), la Universidad de Cuenca (Ecuador) y la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología, Conicyt (Chile).

Ver noticia relacionada y revisar informe completo aquí.