3 febrero, 2016

Crean máquina de agua purificada a bajo costo y sin acumular botellas

HIDROPUNTO-01
Dos jóvenes emprendedores de la Universidad Católica crearon Hidropunto, una máquina expendedora de agua purificada, con sabor o gasificada, a bajo costo y sin acumular botellas desechables, porque cada persona debe traer su propio envase para ser rellenado.

La tecnología cuenta con el apoyo económico de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), a través de un capital semilla ganado en un concurso abierto a emprendedores. También es parte de las iniciativas que promueve la Subdirección de Sustentabilidad de Ingeniería UC.

Hidropunto nace ante la poca disponibilidad de máquinas expendedoras sustentables de agua purificada y de

En las afueras del Edificio Raúl Devés de la Escuela de Ingeniería UC ubicado en Campus San Joaquín, se encuentra una de las máquinas de Hidropunto.

En las afueras del Edificio Raúl Devés de la Escuela de Ingeniería UC ubicado en Campus San Joaquín, se encuentra una de las máquinas de Hidropunto.

bajo costo en la ciudad, principalmente en verano cuando aumenta el consumo de este producto”, destacó el ingeniero UC Javier Gaete, quien junto a la diseñadora Natalia Rozas lideran el proyecto piloto de emprendimiento.

Agregó que para ello crearon una máquina que ofrece agua purificada, con sabor o gasificada, de igual calidad a la embotellada, más económica y sin usar envases desechables, porque cada persona debe traer su propia botella para ser rellenada.

Esto hace que el consumo de agua purificada sea más barato y sustentable, ya que el usuario no está usando una botella PET cada vez que compra agua”, precisó Gaete.

Natalia Rozas, en tanto, cuenta que la acogida de Hidropunto ha sido positiva entre quienes han probado el producto en el Campus San Joaquín de la UC.

La reacción de la comunidad ha sido excelente, hemos recibido mucho apoyo. Todos nos han dicho que les gusta la iniciativa porque nuestro producto es rico, más barato y sustentable”, señaló la emprendedora.

En redes sociales, añadió, el proyecto también ha tenido una buena recepción. “Tras el lanzamiento de Hidropunto, una alumna publicó en Facebook una pequeña descripción de la máquina expendedora con una foto. El post recibió en más de 3.400 likes y muchos comentarios positivos”, compartió Rozas.

El plan a futuro de Natalia y Javier es ofrecer una red amplia del producto, que les permita posicionarse como una alternativa sustentable para que las personas puedan hidratarse usando envases reutilizables.

Para los emprendedores, las universidades son un excelente punto de partida. Sin embargo, la idea de ambos es abarcar gran parte de Santiago, para luego expandirse a regiones y a otros países vecinos.

PRENSA Y COMUNICACIONES
INGENIERÍA UC