11 octubre, 2016

Profesores y administrativos de Ingeniería UC visitaron a los niños de Coaniquem como exploración de futuras colaboraciones

IMG_9704CORTADA

En 1979 se fundó el primer centro de rehabilitación de Coaniquem, con sólo 6 miembros. Hoy la corporación dedicada a la rehabilitación de niños que han sufrido quemaduras y capacitación a especialistas por medio de un sistema de formación semipresencial, cuenta con cerca de 300 profesionales en más de 20 países.

Con el fin de conocer su misión, la institución ubicada en la comuna de Pudahuel recibió a una delegación de académicos y funcionarios de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica y DICTUC en una visita gestionada por la Escuela para generar posibles colaboraciones entre ambas instituciones.

Al inicio de la actividad, el doctor Rolando Saavedra, director de Gestión Médica del centro, explicó detalles del sistema integral de atención en Coaniquem, donde cada niño que asiste, de forma gratuita, cuenta con especialistas en cirugía reconstructiva, pediatría, sicología, fisiatría, terapia ocupacional e incluso talleres de maquillaje y masoterapia.

Durante la visita los asistentes conocieron avances y proyectos más recientes de la fundación.

Durante la visita los asistentes conocieron avances y proyectos más recientes de la fundación.

“Conocer el quehacer de la fundación desde dentro nos permitió descubrir muchas instancias en las que podemos interactuar y colaborar con ella desde la Escuela de Ingeniería. Hay muchas áreas de investigación en común con el Instituto de Ingeniería Biológica y Médica, en el cual la Escuela de Ingeniería participa, en tratamiento y curación de quemaduras, diseño de órtesis para terapias y diagnósticos”, destacó Loreto Valenzuela, académica del departamento de Ingeniería Química y Bioprocesos UC.

La visita contó con un recorrido por las instalaciones del centro guiado por Ignacio Lira, gerente general de Coaniquem, desde la sala de espera y los cubículos de atención, hasta los laboratorios y el Centro de Estudios en el cual se realizan investigaciones científicas orientadas a mejorar los tratamientos de niños con quemaduras.

“Me pareció muy interesante ya que nos permitió conocer el funcionamiento de la institución más allá de lo que se conoce ampliamente, como temas de organización, operación, necesidades, proyectos de crecimiento, y así poder visualizar muchas más alternativas de ayudarles en la labor que realizan”, destacó Felipe Antequera, subdirector de Infraestructura.

Entre otros aspectos de la fundación, los asistentes conocieron el taller donde los terapeutas ocupacionales diseñan, confeccionan y controlan órtesis utilizadas para mantener posiciones antideformantes y tratar alteraciones de piel, músculo y articulaciones, por medio de trajes especiales que elaboran a medida.

Actualmente, académicos de la Escuela ya se encuentran en conversaciones con la fundación para contribuir en proyectos conjuntos.

Actualmente, académicos de la Escuela ya se encuentran en conversaciones con la fundación para contribuir en proyectos conjuntos.

“La visita fue muy interesante para todos nosotros y en particular para los profesores del Instituto de Ingeniería Biológica y Médica. Creo que nos tocó como personas, al ver el sufrimiento de tantas familias por el efecto de las quemaduras, pero también como académicos, porque hay varias áreas de nuestra investigación que tienen directa aplicación. La más obvia es la regeneración de tejidos, pero también en las infecciones asociadas a biopelículas, en imágenes médicas, y en dispositivos”, comentó Pablo Irarrázaval, director del instituto y académico de Ingeniería UC.

“Me pareció una gran idea. Creo que es importante que salgamos de la Universidad a explorar posibilidades de colaboración que vayan más allá de la academia. Destaco la actitud innovadora de Coaniquem para abrirse a nuevas ideas y desafíos en diversas áreas”, agregó Tomás Egaña, académico del Instituto de Ingeniería Biológica y Médica UC.

La actividad culminó con un almuerzo junto al doctor fundador de Coaniquem, Jorge Rojas, instancia en la cual tanto profesores como funcionarios estrecharon lazos para posibles colaboraciones de investigación y desarrollo de proyectos.

Tras la visita algunos académicos ya han participado de reuniones con el centro para realizar proyectos en conjunto. Tal es el caso de la profesora Constanza Miranda del departamento de Ingeniería Mecánica y Metalúrgica UC y quien lidera el área de Diseño en Ingeniería de la Escuela (DI-Lab)quien se encuentra en conversaciones con la institución para realizar tres posibles líneas de colaboración.

La profesora espera realizar un proceso de selección para la práctica obrera o práctica I de los estudiantes de Ingeniería UC en el laboratorio de órtesis de Coaniquem. “La idea es que los alumnos conozcan los termoplásticos y apoyen al grupo de terapeutas en la sistematización de la aplicación de órtesis. Necesitaremos que dichos alumnos hayan cursado el Laboratorio de Modelos y Prototipos e IDI2005 (Antro Diseño) para que puedan desenvolverse mejor en el ambiente”, precisó la académica.

Entre otros proyectos, la profesora Miranda espera colaborar en investigación, específicamente en el desarrollo de órtesis instrumentada para la generación de una curva validada para la sanación de quemaduras. En las reuniones también se conversó la posibilidad de desafiar a un grupo de estudiantes en el curso del área IDI2004: Laboratorio de Diseño de Sistemas durante el primer semestre de 2016, con un tema relacionado que además ayude a la fundación.