13 octubre, 2016

“No será de la noche a la mañana, pero yo creo que estamos destinados a salir y ser sujetos de exploración”

289345_10100476876382733_6407040_ocCORTADA

Ricardo Díaz junto al gemelo funcional de “Curiosity”, robot que actualmente se encuentra explorando Marte, durante una pasantía en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

El ingeniero mecánico UC con Magíster en Ciencias de la Ingeniería en la misma universidad, Ricardo Díaz, desde pequeño estuvo fascinado por el concepto de los transbordadores espaciales y por el anhelo de construir aviones. Objetivo que lo llevó a viajar a Estado Unidos para realizar un doctorado en la Universidad de California, Davis, y especializarse en Ingeniería Aeroespacial.

Poco antes de finalizar el programa en el país de la NASA, postuló como practicante en SpaceX, solicitud que culminó en un trabajo a tiempo completo colaborando en la segunda etapa del diseño y fabricación de cohetes espaciales. Fase vital para que el satélite o cápsula dragon alcance la altura y velocidad necesarias para quedar en órbita.

“El ritmo de la ingeniería aquí es desafiante pero al mismo tiempo súper gratificante porque puedes seguir proyectos constantes. Esto te da oportunidades para desarrollar hardwares que están al límite de lo que se puede hacer hoy en día de la mano de una tecnología que está avanzando rápidamente en la industria aeroespacial”, destacó.

Hacia una nueva era

El exalumno se encuentra trabajando hace cerca de un año y medio en la destacada empresa estadounidense SpaceX.

El exalumno se encuentra trabajando hace cerca de un año y medio en la destacada empresa estadounidense SpaceX.

Detrás de la comunicación vía internet, el acceso a la televisión por antena y otras telecomunicaciones está la ingeniería aeroespacial mediante el desarrollo de cohetes y la instalación de satélites en el espacio. Pero en los últimos años, según explicó el exalumno, más que su función cotidiana, es decir, la que nos permite sintonizar las olimpiadas a lo largo de todo el mundo, la ingeniería aeroespacial va a abrir las fronteras.

“No será de la noche a la mañana, pero yo creo que estamos destinados a salir y ser sujetos de exploración. La idea es continuar la evolución de la tecnología del programa Apolo, pero con cohetes reutilizables. Esto hará rutinario acceder al espacio”, afirmó.

“Lamentablemente eso no ha pasado por distintos motivos políticos y técnicos, por lo que la idea ahora es retomar eso y que realmente esa frontera se abra y que los astronautas puedan viajar no cada tres meses, sino que sea algo más común”, agregó.

De la Escuela al espacio

“La educación de la Escuela es evidentemente muy buena. Si se compara con universidades extranjeras estamos en un súper buen nivel. Las herramientas están para lograr convertirse en un ingeniero y desarrollarse en lugares donde están colegas de excelencia mundial escalando distintas tecnologías”, afirmó.

Además, el exalumno aprovechó las distintas instancias como estudiante de pre y postgrado en Ingeniería UC, desde la participación en charlas motivacionales hasta un intercambio académico que realizó en Estados Unidos.

“La enseñanza en la Escuela es muy integral y siempre hubo ese mensaje positivo de que sí se podía. De pensar en el futuro de Chile y confiar en lo que uno es”, añadió.

Hacia el futuro, el ingeniero radicado en Estados Unidos espera obtener más experiencia en la empresa y continuar colaborando en proyectos de SpaceX.