11 enero, 2019

DCC UC graduó a dos nuevos Doctores en Ciencias de la Ingeniería

«Designing Scalable and Reliable Mobile Code Offloading Solutions» se titula la tesis con que José Ignacio Benedetto Causa, obtuvo el grado de Doctor en Ciencias de la Ingeniería, del Departamento de Ciencias de la Computación de la Pontificia Universidad Católica (DCC UC), investigación guiada por Andrés Neyem, parte de la comisión presidida por Jorge Vázquez y compuesta junto a los profesores del DCC UC Jaime Navón, Cristián Ruz y Alejandro Zunino, Director del Instituto Superior de Ingeniería de Software de Tandil (ISISTAN) en Argentina, como examinador externo.

La investigación abordó la problemática de cómo los desarrolladores de hardware y software han integrado características cada vez más ambiciosas en las nuevas generaciones de plataformas móviles de manera asimétrica con los avances en la tecnología de las baterías. Debido a esto, los desarrolladores deben luchar para encontrar formas de cumplir estas características manteniendo un razonable consumo de energía. La tesis propone abordar este problema mediante el aprovechamiento del potencial de la nube, opción relativamente inexplorada en esta área.

La propuesta introduce MobiCOP (Mobile Code Offloading Platform) framework desarrollado para el sistema operativo Android a fin de facilitar la adición de capacidades de descarga de código en plataformas móviles (smartphones, tabletas y dispositivos IoT)Permitiendo que dispositivos con recursos limitados puedan enviar procesos de tareas intensivas hacia centros ricos en recursos de procesamiento mediante la nube, con primeros resultados que indican mejoras de rendimiento de hasta 17x y mejoras de eficiencia energética de hasta 25x.

Por su parte, Martín Cáceres Murrie presentó la tesis «Un modelo para la Integración del pensamiento crítico en el aula» aprobó el grado de Doctor en Ciencias de la Ingeniería de nuestra institución, investigación que fue dirigida por el profesor Miguel Nussbaum  parte de la comisión presidida por Jorge Vázquez y compuesta junto a los profesores Jaime Navón, Francisco Claro, Matías Recabarren y Ellen Meir,  examinadora externa desde la Universidad de Columba en Estados Unidos.

Su investigación se centró en la implementación de una pedagogía capaz de preparar a los estudiantes a un futuro incierto, que requiere un cambio de paradigma desde la transmisión del conocimiento a su construcción activa. A pesar del consenso que existe sobre la necesidad de este cambio, existen múltiples desafíos a la hora de implementarlo en las aulas. Cáceres propone un modelo que involucra distintos actores que dan forma al proceso de enseñanza-aprendizaje, para integrar el pensamiento crítico en el aula. Sus principales hallazgos fueron que incorporar explícitamente la argumentación ayuda al aprendizaje en resolución de problemas. En la interacción entre profesores y alumnos, se encontró que, para la resolución de problemas interactivos, es beneficioso entregar retroalimentación menos detallada.

Con respecto a la perspectiva de los profesores, se encontró que estos implementan mayoritariamente el pensamiento crítico como una parte integrada a sus disciplinas, equiparando esta habilidad con el aprendizaje profundo de los conocimientos y prácticas de cada disciplina. En su conjunto, estos hallazgos entregan evidencias y recomendaciones acerca de prácticas pedagógicas específicas, basadas en el desarrollo de competencias del Siglo XXI, que pueden ser integradas para enriquecer el aprendizaje, fortaleciendo la agencia de profesores y estudiantes.