13 noviembre, 2018

Emprendedores DCC: DataFORCE

Dominique Pinochet (23), entró a Ingeniería el año 2013 motivada por el Major de Diseño e Innovación. Siempre ha estado vinculada al ecosistema de emprendimiento desde pregrado, buscando entender los problemas de los usuarios y levantar información. Su experiencia en proyectos independientes, experiencias laborales en Sillicon Valley y actualmente trabajando en el Centro de Innovación UC, la ha llevado a que  junto a Jorge Salas y Carlos Rojas, estudiantes en Ingeniería en Matemática e Ingeniería Civil en computación en la PUC, fundaron Dataforce, emprendimiento que busca establecer alianzas entre diversas empresas desde el análisis de datos.

¿Cómo descubrieron la oportunidad de mercado para el surgimiento de DataForce?

Jorge Salas: Realicé mi práctica profesional en el Centro de Investigación y Desarrollo de Telefónica. Si bien trabajan con una gran cantidad de datos, descubrí que existe una necesidad de darle valor monetario a los mismos y que una empresa que posee estos datos no siempre los puede o sabe usar en acciones como por ejemplo estrategias comerciales. Telefónica tenía ese problema, sabía que sus datos eran muy importantes para otras áreas o empresas externas, pero no tenían cómo generar valor a esa información. Allí me di cuenta que era un problema latente, por eso es una de las principales iniciativas con Dataforce es fomentar que una empresa le de valor a sus datos a través del análisis que otra empresa pueda realizar con estos.

Dominique Pinochet: Hemos logrado grandes cosas para el poco tiempo, desde abril de este año. La idea comenzó tras la práctica de Jorge, de ahí pasamos a la etapa de gestión y armado de modelo de negocio inicial, desde la que salimos de inmediato a entrevistar a clientes para ver qué les parecía pues queríamos contacto directo con la industria. Creo que es uno de los problemas que he visto en varios emprendimientos, donde les da miedo meter los dedos al agua, pero no hay que tenerlo ya que lo único que vas a obtener son cosas positivas al exponerte y recibir ayuda de las personas. Uno parte de ciertos supuestos y la única forma de validarlos o rechazarlos es salir a preguntar.

J.S: De hecho inicialmente la idea de Dataforce era distinta a lo que tenemos ahora. Nos sirvió para entender las reales necesidades de la industria y cómo podíamos aportar.

¿Cuál es el perfil de empresas que más se puede beneficiar de trabajar junto a Dataforce?

J.S: Actuamos como mediador con pequeñas y medianas empresas que necesiten datos de empresas grandes, ya que dada su envergadura no pueden generar ni procesar dicha información. El modelo de negocios se basa un poco en eso: por un lado empresas de la industria que quieran obtener valor de sus datos y relacionarlas con otras que necesitan dichos datos para poder establecer mejores procesos y estrategias. Lo que queremos lograr con Dataforce es establecer alianzas estratégicas entre grandes empresas con rubros ya establecidos con empresas pequeñas de ganancias variables, actuando como el mediador de estas relaciones.

D.P: Más que una empresa deba ser pequeña, es que tenga una estructura de datos con la que se pueda trabajar y si no, entonces apoyarlos en crear esa infraestructura. Es interesante desde dónde viene la empresa, porque una alianza entre empresa pública con pública es muy distinta que una privada-pública, son relaciones muy potentes que hasta el momento, sin una estructura correcta, no se pueden fomentar o generar los primeros pasos para estas alianzas.

¿Han encontrado reticencia de las empresas al proponer la idea de abrir sus datos a un equipo de jóvenes?

J.S: No creo que sea un secreto que las empresas más grandes, tradicionales, no son muy propensas a entregar sus datos. Por eso nos hemos enfocado en ganar un renombre como Dataforce con la finalidad que las empresas confíen en nosotros y compartan sus datos.

D.P La pregunta en sí no es tanto “¿nos puedes pasar tus datos?”, sino “¿has hecho este tipo de análisis?” o “¿Te gustaría un análisis a tu base de datos y ver qué información podemos sacar de eso?” Hay efectivamente que tratar de posicionarse con una mente abierta, porque entrar con un discurso de que ocuparemos sus bases de datos para luego cruzarlas con otras, genera alta desconfianza. No es que la empresas no quieran dar sus datos, sino más que no saben cómo. Eso es tema de empezar a hablar y que puedan ver efectos positivos a través de pequeños análisis.

J.S. Hay dos partes: explicar a la empresa que sus datos tienen valor para sus procesos internos. Segundo, que dichos datos pueden añadir valor a otras empresas y que ellos no pierden al entregarlos. También explicar que no es que Dataforce se apropie de los datos si es que los comparten, pues las empresas generan continuamente nuevos datos y nosotros no trabajamos con la totalidad de éstos, sino con aquellos pertinentes para el análisis con la contraparte externa.

D.P: Por lo mismo es crucial establecernos como mediador. No estamos buscando sacarle un provecho personal a los datos, si no darle ese valor a la empresa. El recelo hay que disminuirlo y aprovechar que las empresas quieren darle un buen servicio a sus clientes y con información objetiva se puede sacar mucho.Hay un tema cultural que en Chile genera desconfianza, pero en Estados Unidos o Reino Unido está establecido la alianza estratégica y ver el potencial del cruce de datos. Y si bien empresas de estos países ofrecen estos servicios, las empresas chilenas dicen “interesante”, pero lo ven como algo ajeno que no cumple necesariamente con sus necesidades. Por eso nosotros nos enfocamos en abordar directamente sus problemas, conocerlos bien, su cultura y adaptarnos a su cultura.