14 noviembre, 2022

Ingeniería Industrial y de Sistemas: el salvavidas de las redes en el uso cotidiano

En el marco mundial de la pandemia por COVID – 19, el trabajo telemático significó una nueva reestructuración de la sistematicidad, la que tendía a ser altamente cambiante debido a la incertidumbre sanitaria. El teletrabajo fue un experimento de carácter casi obligado que, a la larga, resultó una herramienta flexible, permitiendo facilidad de acceso y un aumento de la productividad en el área laboral.

El home office llegó para quedarse. Sin embargo, en el apogeo pandémico los problemas de calidad eléctrica dilucidaron su existencia y produjeron una serie de desafíos para los proveedores de conexión y redes.

Dentro de las funcionalidades que posee la Ingeniería Industrial para ayudar a la sociedad en su vida cotidiana, se encuentra el estudio y análisis de redes enfocados en la interconexión digital y en la localización estratégica de sistemas distribuidos para salvaguardar el buen funcionamiento de la red y, de esta manera, optimizar la conexión de nodos en un territorio determinado.

Javiera Barrera, académica de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, fue la encargada de realizar el seminario «Optimizing the reliability of geographic networks with heterogeneous failures» en el Departamento de Ingeniería Industrial y de Sistemas (DIIS). En base a sus estudios de doctorado en la Mathématique-Informatique Université Paris-Descartes y en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile, la profesora Barrera habló sobre la confiabilidad de las redes y cómo optimizarlas según distintos factores, ya sean geográficos o climatológicos.

Durante su seminario abordó cómo las redes están sujetas a una tendencia fluctuante que oscila entre una baja disponibilidad del sistema de red y a un costo monetario asociado. Si la red está condicionada por un estado de alto cambio y anomalía, en donde se requiere constante gasto económico, se imposibilita la capacidad de brindar un servicio de redes estables. El objetivo del problema de optimización de seguridad, es encontrar una red de gasto módico con la mayor confiabilidad y estabilidad para brindar a los usuarios.

Según un estudio publicado por Fluke Corporation, actualmente las fluctuaciones de tensión son responsables de hasta un 80% de todos los inconvenientes en la calidad eléctrica. Para que esta se produzca debe haber por lo menos un 90% de baja de tensión en los sistemas de red. Si la interconexión digital decae o la comunicación de los nodos se enmarca fuera del punto estratégico, el sistema colapsa y se pierden las conexiones. Esto último se traduce en los momentos que no hay señal de antena o se va el wi fi en todo un vecindario.

En base a los antecedentes recolectados anteriormente y a la investigación presentada por Javiera Barrera en el seminario organizado por el DIIS, se puede concluir cuán necesario es el uso de datos mediante análisis y formulaciones en el área de ingeniería industrial, ya que esta puede ayudar a generar, junto con herramientas académicas y sistemas de computación aptos, una visión pragmática de la realidad que facilite las tareas cotidianas regulares de la sociedad.

Si te interesa esta área de investigación, recuerda revisar el seminario de la profesora Barrera en YouTube