21 diciembre, 2015

Estudiantes de Ingeniería UC presentan código de programación en tres minutos

shutterstock_232639537CORTADA
“Mi papá el otro día me dijo, ‘Coti, ¿vamos a un torneo de judo?’”, dice la estudiante de Ingeniería UC Ilia Constanza Gallo a sus compañeros del curso “Introducción a la Programación”, Macarena Gamerre y Joaquín Santa María. “Igual me gustaría ir a un torneo de judo”, responde Macarena, mientras Joaquín se queda pensativo y luego de una pausa, propone: “¿Y si lo programamos?”.
 
Tras la aprobación de sus amigas y un casi desafiante “¿qué tan difícil puede ser esto?”, lo que vino después fue una secuencia de intentos por replicar un campeonato de judo a través de una aplicación computacional. Pero no en la vida real, sino para un prototipo que los alumnos debieron presentar en un video de tres minutos al profesor de su sección de dicho curso, Jorge Muñoz, del departamento de Ciencia de la Computación UC. Un proceso en el que se apela a recursos tan poco comunes como programar códigos con palillos de comida china o pedir ayuda a la mascota de la casa para que también escriba un código.
 
Tras mostrar el video a sus estudiantes, el profesor Muñoz evidencia una mezcla de sorpresa y satisfacción. “He visto estos trabajos y no lo puedo creer. Algunos han tenido hasta un toque surrealista”, manifiesta durante la última clase del semestre.
 
Alumnos del curso "Introducción a la Programación" reunidos en fotografía grupal.

Alumnos del curso “Introducción a la Programación” reunidos en fotografía grupal.

“Esto fue como ‘mi tesis en tres minutos’, pero para proyectos de programación”, explica al referirse a la idea tras “Mi Código en 3 minutos”: una competencia para evaluar la originalidad desplegada por sus estudiantes para explicar una propuesta de aplicación computacional que busque resolver un problema o replicar una actividad de su interés, a partir del desarrollo de código de programación.

 
Entre las 26 iniciativas creadas para la primera versión del torneo se crearon aplicaciones para lograr salir de laberintos, combatir en batallas navales, organizar ligas de fútbol, lanzar tiros penales, emular juegos de cartas, diseñar organizadores de horarios e, incluso, promover el autocuidado en salud, tal como propusieron los ganadores de la competencia, Fernanda Arellano, Juan Viveros y Sofía Flores, con el proyecto “Mi salud en 3 minutos” (MS3M).
 
“Con nuestro equipo hemos desarrollado una nueva aplicación que viene a revolucionar el mercado del manejo de la salud propia”, anuncian los creadores del video “Dieta Ideal”, al presentar su prototipo para calcular Índice de Masa Corporal (IMC), calorías consumidas, calorías quemadas, buscar dietas alimenticias adecuadas y crear un registro de alimentos de consumo diario.

 

“Personalmente, lo que me gustó del trabajo fue poder realizarlo junto a más personas, ya que es difícil programar en grupo, pero también entretenido”, dice la estudiante de Ingeniería UC, Sofía Flores. “No tuvimos mucho tiempo para hacer el proyecto, pero nos esforzamos y enfocamos en una idea que fuera creativa y que, a la vez, pudiera integrar gran parte de los conceptos vistos en clases, lo cual fue lo que más nos costó”, agrega.
 
Esta dedicación es valorada por el profesor Jorge Muñoz, quien destaca del trabajo de Fernanda, Juan y Sofía la incorporación de prácticamente todos los criterios considerados para la tarea como claridad, complejidad, limpieza del código de programación, originalidad, una lograda propuesta audiovisual para presentar sus ideas, e incluso, la aplicación de técnicas avanzadas como el “backtracking” o posibilidad de salvar y recuperar la información, sin perder lo avanzado.

 

“Recuerdo que, a mitad de semestre, hice una encuesta entre los estudiantes para saber qué materias les estaban costando. La gran mayoría respondió que tenía problemas con la programación orientada a objetos, por lo que los animé a hacer muchos ejercicios a través de un tutorial y el grupo de trabajo de Sofía, Fernanda y Juan fue el primero en resolverlos todos correctamente”, añade el profesor Muñoz.
 
Por su parte, la alumna Sofía Flores, reconoce la importancia de haber aprendido a programar.  “Creo que es algo de gran utilidad. Para mí era algo completamente nuevo y me sorprendí de todas las cosas que se pueden hacer a través de la programación”, asegura.
Entre los videos finalistas de la primera versión de “Mi código en 3 minutos” se incluyen “Censo”, “Penales UC”, “Solucionador de Laberintos”, “Halloween” y “Judo”, todos disponibles en el canal “MC3M UC” de la plataforma YouTube.