11 abril, 2017

Exalumna a cargo de la gestión social del primer banco de alimentos del país

MarianneHeylEDITADA1PRINCIPAL

No es sólo la superación de la pobreza o la nutrición, sino que también tiene que ver con el tema del impacto ambiental, todo lo que evitas que se destruya es impresionante, también lo que se disminuye en la huella de carbono. Entonces, son recursos que ahora se están utilizando y llegan a gente que realmente lo necesita”, dice Marianne Heyl, ingeniera UC con Magíster en Ciencias de la Ingeniería de la misma institución, al referirse a su actual trabajo, como directora de Gestión Social de la Red de Alimentos.

Después de pasar por la experiencia de trabajar en una empresa privada —de la cual, según dice, aprendió mucho— se dio cuenta de que necesitaba volver a un proyecto que tuviera un fin más social. Es por esto, que mediante el sitio web “Pegas con Sentido“, logró llegar a la Red de Alimentos en 2015.

Red de Alimentos trabaja con 190 instituciones de las cuales el 50% pertenece a hogares de distinta índole.

Red de Alimentos trabaja con 190 instituciones de las cuales el 50% pertenece a hogares de distinta índole.

“Mi área realiza toda la gestión de las organizaciones sociales socias de Red de Alimentos. Vemos las nuevas incorporaciones y nos encargamos de ejecutar nuestro plan de supervisión, cuyo objetivo es actualizar la información de sus instalaciones y beneficiarios y verificar la correcta conservación, uso y consumo de los alimentos entregados. Existen más de 670 centros —porque algunas organizaciones tienen más de uno— entonces, es un trabajo arduo de terreno. Además, cubrimos o derivamos las necesidades de estas instituciones, por si necesitan ayuda en cosas legales o en distintas áreas”, dice Heyl.

La entidad entrega alimentos que han perdido valor comercial, pero que están en perfecto estado para ser consumidos y dentro de su vida útil, a más de 190 organizaciones sociales sin fines de lucro que atiendan a personas vulnerables, de las cuales el 50% de ellas, pertenecen a hogares de niños, adultos mayores, familiares, entre otrosTeletón, Caritas y el Desafío Levantemos Chile son algunas de las instituciones que reciben la ayuda de la Red de Alimentos y que, si no fuera por esta iniciativa, sería destruida. La entidad rescata entre 350 y 400 toneladas de alimentos mensualmente.

 

Su paso por la Escuela

Heyl destaca la formación técnica y el fortalecimiento del pensamiento lógico en Ingeniería UC, además de enseñarle a sus alumnos a llegar a soluciones eficaces con herramientas limitadas con las que muchas veces se cuenta en las empresas. “Yo creo que la Escuela de Ingeniería desarrolló este bichito que yo tenía de la conciencia social y de querer ayudar. De aquí nace la mayor parte de mi vocación, con los cursos, con la Dirección de Responsabilidad Social, con mi tesis. Fue el comienzo de lo que estoy haciendo ahora“, explicó Heyl.

La ingeniera con mención en química, está contenta con el rumbo que está tomando Ingeniería UC, porque asegura que cuando ella estudió en la Escuela, no habían tantas opciones de interdisciplina, como las que hay ahora e invita a los actuales y futuros estudiantes a aprovechar estas instancias: Quiero animarlos a hacer cambios. Me gusta cómo la Escuela está llevando ahora el tema del emprendimiento y ojalá darle más al tema del emprendimiento social. Yo creo que hace falta profesionalizar las fundaciones, porque muchas veces son personas que tienen ganas, pero no tienen las herramientas para llevarlas a cabo y yo creo que en eso los ingenieros podemos aportar mucho“.