23 enero, 2017

Innovaciones universitarias chilenas contra la apnea y el colesterol llegan a Boston

ALUMNOS-BRIDGE-BOSTONCORTADA

Una manta especial para prevenir las apneas del sueño y un dispositivo médico para medir colesterol utilizando sólo saliva, son parte de las innovaciones universitarias chilenas que viajaron a la ciudad estadounidense de Boston para mejorar sus desarrollos tecnológicos y emprendimientos.

La iniciativa es parte del nuevo programa Bridge-Boston de Ingeniería de la Universidad Católica (UC), en el marco del proyecto de Ingeniería 2030 de CORFO, que busca crear un puente de apoyo para las ideas científico-tecnológicas de los alumnos del país con los ecosistemas más innovadores del mundo.

Para las creadoras de la tecnología BeHealth contra la apnea, Camila Amengual y Javiera Rivera, la innovación tiene un gran potencial en el área de la salud, considerando que unas 100 millones de personas en el mundo padecen trastornos del sueño y un 90% no es diagnosticado.

Prototipo del proyecto "BeHealth" desarrollado por estudiantes de Ingeniería UC en el marco del curso del proyecto Ingeniería 2030 "Investigación, Innovación y Emprendimiento".

Prototipo del proyecto “BeHealth” desarrollado por estudiantes de Ingeniería UC en el marco del curso del proyecto Ingeniería 2030 “Investigación, Innovación y Emprendimiento”.

Las alumnas fueron seleccionadas para viajar a Boston tras obtener el primer lugar del curso de Investigación, Innovación y Emprendimiento organizado por Ingeniería UC con académicos y emprendedores de Silicon Valley.

El prototipo de BeHealth es una manta del tamaño de una plaza con un circuito interno y motores instalados en forma de T en la espalda. Esto porque el 98% de quienes padecen apneas del sueño tienden a dormir en dicha posición, lo que provoca serios problemas de respiración.

“Lo probamos en pacientes con apneas y ronquidos molestos. En ambos casos tardaron sólo tres segundos en reaccionar y cambiar de posición, gracias a la acción eficiente de los vibradores”, cuenta Camila Amengual.

Por su parte, los estudiantes del dispositivo Daeki contra el colesterol, Amanda Céspedes y Diego Álvarez, la solución médica desarrollada también tiene un alto impacto en la calidad de vida de la población. Esto porque un porcentaje importante de personas en el mundo no recibe un tratamiento adecuado.

Los futuros ingenieros llegaron a Boston luego de su destacada participación en Brain Chile, un programa de aceleración de emprendimientos de base científico-tecnológica que impulsa la UC.

Daeki es un dispositivo médico capaz de medir colesterol, glucosa y otros indicadores de manera rápida a través de la saliva, evitando así la necesidad de pincharse.

“Nuestra tecnología tiene una ventaja competitiva frente a las alternativas presentes hoy en el mercado, debido a que no utilizamos sangre ni agujas. Además entrega los resultados de forma instantánea con un dispositivo que tiene un tamaño y simplicidad similar a un test de embarazo”, señaló Diego Álvarez.

A las iniciativas biotecnológicas presentes en Boston, se suman los equipos universitarios de Wavern y Parkhere, proyectos dedicados a mejorar el diseño de las ciudades y a detectar estacionamientos disponibles, respectivamente.

La capital del estado de Massachusetts es una de las regiones más activas en biotecnología a nivel internacional. Las empresas dedicadas a este sector dan trabajo a unas 50 mil personas y registran inversiones en promedio anual de seis millones de dólares.

Asimismo, Boston es una ciudad muy atractiva para las compañías debido a la presencia de universidades y hospitales donde se hace investigación de primer nivel. En la ciudad están el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y el Cambridge Innovation Center, entre otros.

 

La versión en Boston es una extensión del programa Bridge en Silicon Valley, que impulsa Ingeniería UC desde 2015 en conjunto la Universidad de California en Berkeley. Esta cuenta además con el apoyo de la organización Chile Mass que dirige la embajada chilena en Estados Unidos.

La versión en Boston es una extensión del programa Bridge en Silicon Valley, que impulsa Ingeniería UC desde 2015 en conjunto la Universidad de California en Berkeley. Esta cuenta además con el apoyo de la organización Chile Mass que dirige la embajada chilena en Estados Unidos.