17 marzo, 2017

La madera para la construcción de edificios

Construccion en maderaCORTADA

Buscar y desarrollar mecanismos de disipación de energía sísmica adaptados para la construcción en edificios de mediana altura de madera fue el trabajo que Pablo Guindos realizó durante los últimos cuatros años y medio en Braunschweig (Alemania). Guindos es Doctor en Ingeniería de la Madera de la Universidad de Santiago de Compostela y desde marzo se integró al Departamento de Ingeniería y Gestión de la Construcción y al Departamento de Ingeniería Estructural y Geotécnica, a través de una vacante del Centro UC de Innovación en Madera.

La madera es y ha sido para mí una convicción personal. Si la madera se renueva de manera sostenible, que es posible hacerlo, y se construye más en este material, sería no sólo muy beneficioso desde el punto de vista medioambiental, sino también social, ya que hay muchos agentes implicados que se podrían enriquecer”.

Guindos es Ingeniero técnico en Mecanización y Construcción Rural e Ingeniero Rural de la Universidad de Santiago de Compostela y, además de contar con el grado de Doctor, realizó un postdoctorado en la Universidad Técnica de Braunschweig y Fraunhofer WKI (Alemania). También previamente cursó estudios en Innovación Rural Internacional en CAH (Holanda).

Durante su investigación doctoral el profesor Guindos estudió las propiedades de la madera como material de base para edificar, mientras que en su paso por Alemania se especializó en la construcción de edificios de mediana altura los cuales varían entre los 4 y los 7 pisos según la normativa de cada país. “Éste no es un tema nuevo porque a principios de siglo ya hubo obras en Chile, Estados Unidos, Canadá y otros países, pero en los últimos años, además de que la gente tiene una mayor conciencia ecológica sobre la construcción, la comunidad mundial se planteó nuevos productos en madera mucho más modernos que permiten construir edificios en madera de una forma mucho más competitiva”, explica el profesor.

El profesor Pablo Guindos está trabajando en encontrar mecanismos de disipación de energía sísmica en construcciones de madera de mediana altura.

El profesor Pablo Guindos está trabajando en encontrar mecanismos de disipación de energía sísmica en construcciones de madera de mediana altura.

Específicamente, durante su investigación puso énfasis en cuatro puntos centrales en la construcción de edificios en madera. El cálculo y diseño estructural, la protección frente a incendios, la protección frente a sismos y la performance física del material que tiene que ver con el intercambio de temperatura y humedad con el entorno y su capacidad de aislamiento.

Debido a la gran industria forestal chilena que es potencia a nivel internacional y a las condiciones sísmicas, Chile es el destino perfecto para liderar junto a Norteamérica y Europa, el desarrollo de los edificios de este material, pues la relativa ligereza del material le otorga una resistencia envidiable frente a los terremotos lo cual es una ventaja considerable en este país.

Además, la Universidad Católica cuenta con una gran cantidad de expertos, reconocidos a nivel mundial en relación a la construcción y la protección sísmica con los cuales el profesor Guindos pretende colaborar. “Aquí en la Escuela, hay expertos muy notables en temas de construcción y protección sísmica de estructuras lo que podría hacer una simbiosis muy buena con la madera. Espero poder trabajar con ellos e impulsar ésta área relativamente nueva, ya que en la madera se encuentra menos desarrollada que en otros materiales como el hormigón”, asegura Guindos.

Según el académico, actualmente uno de los principales desafíos es encontrar la forma más eficiente de construir en madera en mediana altura y realizar las pruebas necesarias para posicionarse en la sociedad y de esta forma, transformar la normativa, que es un limitante considerable desde el punto de vista técnico. Y por otro lado, que en Chile en específico, se impulse la certificación de la madera, debido a que los mejores productos, desde el punto de vista estructural, se exportan a otros países más desarrollados en donde se han construido obras ingenieriles muy significativas.