24 agosto, 2016

MIT Technology Review destaca a exalumno entre los jóvenes innovadores de Latinoamérica

P1120329CORTADA

Emilio de la Jara junto al equipo de Capta Hydro (en la foto) probando uno de los subsistemas de la tecnología en el Canal Florida, ubicado en la Región Metropolitana.

Comunidades aisladas pueden obtener acceso a energía sustentable a bajo costo gracias a este sistema hidráulico”, tituló la revista MIT Technology Review, destacada publicación tecnológica del Instituto Tecnológico de Massachusetts fundada en 1899, respecto de la iniciativa cofundada por Emilio de la Jara (31). Razón por la cual fue catalogado como uno de los jóvenes innovadores menores de 35 años de Latinoamérica.

Capta Hydro es el nombre de la empresa que fundó De la Jara, junto al ingeniero comercial de la misma casa de estudios Gastón Dussaillant y el ingeniero mecánico UC Benjamín Lagos. Trabajan en conjunto con la empresa R&T electronics fundada por los ingenieros eléctricos UC Ricardo Reppening y Matías Troncoso.

“A fines de 2014 formamos una empresa con la idea de desarrollar una máquina de olas, pero en el camino descubrimos que con las habilidades que teníamos, podíamos hacer algo específico y muy bueno para generar energía con canales de riego”, cuenta Emilio de la Jara.

El ingeniero y magíster en Ciencias de la Ingeniería UC, Emilio de la Jara (en la foto) fue escogido entre los jóvenes

El ingeniero y magíster en Ciencias de la Ingeniería UC, Emilio de la Jara (en la foto) fue escogido entre los jóvenes innovadores latinoamericanos por MIT Technology Review.

Junto a su actual equipo, al que se sumó el ingeniero hidráulico de la Universidad de Chile Gerardo Zegers y el estudiante de Magíster en Ingeniería UC Claudio Fernández, diseñaron un prototipo con sistemas automáticos que lograron generar energía de acuerdo a lo predicho por modelos físicos. “Pensamos en el problema técnico de la generación en canales de riego y empezamos a investigar si se podía desarrollar algo mejor a partir de los antecedentes que existen respecto de la generación de energía con turbinas hidrocinéticas”, explicó.

Así, el exalumno junto a sus socios elaboraron una máquina que genera del orden de tres o más veces la cantidad de energía de una turbina hidrocinética convencional, conformada por un gran set de turbinas diseñadas específicamente para los canales de riego. El proyecto lo pudieron llevar a cabo gracias a un fondo semilla de Corfo, un fondo del FIA e inversión privada que obtuvieron en el 2015.

“La gracia es extraer la energía de un recurso que está ahí, pero nadie lo utiliza. Esta es una nueva fuente de energía cien por ciento renovable, más barata y rentable al corto plazo, amigable con el medioambiente y que puede empezar a ser parte de la matriz energética de Chile cuando comencemos las ventas de sistemas el 2017”, explicó el exalumno.

Del aula al emprendimiento

Emilio de la Jara considera que su formación como ingeniero y su título de Magíster en Ciencias de la Ingeniería en la Universidad Católica fueron claves para tomar la decisión de emprender a tan corta edad.

“Creo que los ingenieros UC tenemos la responsabilidad de transferir la capacidad profesional que formamos en la Universidad, transfiriéndolo como conocimiento e innovación a la sociedad. Para mí una de las maneras más efectivas de transmitir esas habilidades que forjamos con mucho esfuerzo y pasión en la UC, es el emprendiendo”, declaró.

Para el exalumno de Ingeniería UC, la herramienta clave que obtuvo de su pre y postgrado en la Escuela, más allá del vasto conocimiento técnico adquirido, fue “el pensamiento crítico” y la pasión por la excelencia que se aprende en la UC. “Es gracias a lo aprendido en el departamento de Ingeniería Mecánica y Metalúrgica y en Ingeniería Industrial y de Sistemas, combinados con el pensamiento crítico que uno forja, lo que me ha permitido enfrentar problemas técnicos y de management que se dan todos los días cuando uno emprende”.

Actualmente, Capta Hydro se encuentra realizando prueba de sus subsistemas en Santiago, trabajando en el patentamiento de la tecnología y la construcción de la primera planta a instalarse en septiembre de este año en Negrete, para así partir comercializando estos sistemas hacia mediados de 2017.