24 mayo, 2016

DICTUC obtiene certificación de Empresa B

Certificacion empresa B Dictuc 046CORTADA

En al foto, parte del equipo de DICTUC luego de la entrega del documento oficial que certifica a la filial UC como Empresa B.

Felipe Bahamondes (a la izquierda en la foto), gerente general de la filial UC, contó detalles del proceso de postulación y etapas futuras luego de la obtención de la certificación por los próximos dos años.

Felipe Bahamondes (a la izquierda en la foto), gerente general de la filial UC, contó detalles del proceso de postulación y etapas futuras luego de la obtención de la certificación por los próximos dos años.

Luego de un proceso que comenzó en diciembre de 2015, DICTUC logró certificarse como “Empresa B”, con lo que pasó a formar parte de “un ecosistema favorable para fortalecer empresas que utilizan la fuerza del mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales” -según señala el sitio web de Sistema B-.

Felipe Bahamondes, gerente general de DICTUC, explicó cómo fue el proceso de postulación, qué razones influyeron en la decisión de emprender el camino de las compañías catalogadas como “B” y en qué consisten sus próximos desafíos en esta nueva etapa.

¿Cuáles fueron las razones que motivaron a la filial de Ingeniería UC a certificarse como “empresa B”?

En diciembre pasado el Directorio de DICTUC me encargó hacer una evaluación de qué significaba certificarse B y luego de revisar las implicancias, los compromisos y plazos comenzamos a trabajar desde enero de 2016 hasta lograr acreditarnos por “B-Lab” en Pensilvania, a fines de abril pasado.

Iniciamos este proceso con el objetivo y la convicción de que necesitamos reconocer que el trabajo de DICTUC está alineado con el espíritu y el modelo de negocio que sostiene el Sistema B, que tenemos un propósito que es que nuestro trabajo impacte positivamente en las personas, aportando además al desarrollo de la Escuela de Ingeniería UC.

¿Por qué optaron por la “certificación B” para conseguir ese objetivo?

Las empresas B son organizaciones que utilizan las fuerzas del mercado para generar una diferencia positiva en el entorno, lo que encaja perfectamente con el modelo de DICTUC. Como lo plantea la filosofía de Empresa B es “ser la mejor para el mundo y no del mundo”.

En DICTUC realizamos una gran cantidad de trabajos innovadores que además requieren fe pública. Proyectos con los profesores y con otros profesionales que hacen que lo que desarrollamos provoque un impacto importante en la sociedad, a través de la innovación y la transferencia de conocimiento, en este caso, desde la Escuela de Ingeniería UC.

¿Cómo fue el proceso de postulación?

Cuando nos certificamos nos evaluaron en 5 dimensiones. Cómo nos gobernamos y qué tan transparentes somos; qué cuidado tenemos con nuestros trabajadores; qué cuidado tenemos con la comunidad; con el medioambiente; y cuál es nuestro modelo de negocios, por medio de un cuestionario de 183 preguntas en que hubo que entregar información de respaldo para cada respuesta.

¿Cuáles de esas dimensiones fueron las más destacadas?

La manera en que generamos el conocimiento a través de los proyectos, el cuidado que tenemos en nuestros trabajadores, el gobierno corporativo que tenemos, lo transparente que somos, y sobre todo por los proyectos que desarrollan los profesores para solucionar problemas sociales y medioambientales del país y que tienen un impacto directo en la calidad de vida de las personas.

Ejemplos de los muchos proyectos y servicios en los que trabajamos son: políticas públicas para el medio ambiente; mejoras en las propiedades de diversos productos, como el caso de la aceptación de la “leche purita” en los consultorios; o los análisis que realizamos en el control de calidad de las aguas. Podría nombrar una extensa lista de proyectos relevantes para las personas.

Ya con el certificado en mano ¿cuáles son los próximos desafíos para DICTUC como empresa B?

Ahora formamos parte de una comunidad de Empresas B y como tal, tenemos que comenzar a trabajar con otras empresas en diseminar esta cultura, compartir las buenas prácticas que tenemos con otras compañías, esperar que otras empresas compartan las prácticas que tienen con nosotros, y ese sí que va a ser un desafío nuevo.

Paralelamente, debemos continuar trabajando por fortalecer los aspectos que nos destacan e invertir en las áreas en las que no estamos cien por ciento preparados, como programas para la reducción de la huella de carbono, una política de eficiencia energética y un modelo de prevención de delitos. Para que así, una vez que finalice el período de dos años de certificación, podamos obtener un puntaje más alto que nos permita continuar formando parte del sistema de empresas B.

Conoce más detalles sobre DICTUC en el sitio web www.dictuc.cl, su perfil de Empresa B y sobre las Empresas B aquí.