20 diciembre, 2016

Presidenta recibe informes para la resiliencia frente a desastres de origen natural y la sostenibilidad de los recursos hídricos

_xnc0123_653x431 web

Gonzalo Rivas, presidente del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID); la Mandataria Michelle Bachelet; Mario Fernández, ministro del Interior y Seguridad Pública; y Juan Carlos de la Llera, director de CREDEN y decano de la Facultad de Ingeniería UC.

El 20 de diciembre en el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, la Mandataria Michelle Bachelet, recibió los informes de la Comisión para la Resiliencia frente a Desastres de Origen Natural (CREDEN), liderada por el decano de la Facultad de Ingeniería UC, profesor Juan Carlos de la Llera, y de la Comisión de Investigación, Desarrollo e Innovación para la Sostenibilidad de los Recursos Hídricos.

“Tengo la convicción de que la contribución de la ciencia, la tecnología y la innovación a nuestro desarrollo como país es irremplazable. Chile simplemente no puede darse el lujo de desaprovechar la acumulación de conocimiento, aplicaciones, experiencia nacional que ya existe, sino que junto con valorarlo, debe derechamente potenciarlo”, comentó la Presidenta, quien estuvo acompañada por los ministros del Interior y Seguridad Pública, Mario Fernández; Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes; Obras Públicas, Alberto Undurraga; y Agricultura, Carlos Furche.

En este contexto, explicó que los dos informes ofrecen una mirada integral y una hoja de ruta para encarar problemas y desafíos que afectan al territorio nacional de norte a sur. “Chile es uno de los países con mayor actividad volcánica y sísmica del mundo, el país miembro de la OCDE más expuesto a desastres de origen natural. De acuerdo a una publicación del Banco Mundial del año 2015 , un 54% de nuestra población y un 12,9% de nuestro territorio está expuesto a 3 o más tipos de amenazas de origen natural”, detalló; y agregó: “De la misma manera, sabemos que la matriz productiva nacional es de un uso altamente intensivo de los recursos hídricos: la minería, la agricultura y la industria forestal consumen grandes volúmenes de agua.

Las repercusiones en las condiciones de vida de la población del crecimiento de nuestra economía son inevitables, explicó la Gobernante. “En las últimas dos décadas el consumo de agua para uso sanitario, agrícola e industrial se ha incrementado en un 160%. Por contrapartida, sólo en camiones aljibe con agua para consumo humano para paliar el déficit, se han gastado este año 33 mil millones de pesos”, detalló.

La Presidenta afirmó que “la escasez agua y el efecto de los desastres naturales no tienen por qué ser una fatalidad del destino. Chile está frente a retos que puede enfrentar con iniciativas propias y respuestas eficaces. Ellas tienen que ver con la manera en que habitamos el territorio; con la rapidez con que adaptemos nuestro modelo productivo; con la manera en que hagamos buenas políticas públicas en vivienda, agricultura o infraestructura. Finalmente, con la manera en que sostengamos los esfuerzos e inversiones en el marco de la cooperación público privada públicas para que la investigación y la innovación dialoguen en forma permanente con la sociedad”.

Añadió que “gracias a la Comisión de Desarrollo e Innovación para la Resiliencia frente a Desastres de Origen Natural contamos hoy con una estrategia con respuestas innovadoras, 14 tareas específicas articuladas en 4 dimensiones: la dimensión social de la resiliencia, la proyección para el desarrollo, la simulación y gestión del riesgo, y la dimensión física de las amenazas naturales y exposición”.

“Esta estrategia busca contribuir mediante la consolidación y el desarrollo de nuevas capacidades de Investigación y de Desarrollo e innovación (I+D+i) que hagan viable una respuesta más eficiente a través de la identificación y comprensión de los factores que inciden en la generación de los riesgos socio-naturales que desencadenan estas amenazas, a objeto de prepararnos, responder y recuperarnos de mejor manera y sistémicamente frente a eventos extremos de baja probabilidad de ocurrencia, pero de gran intensidad e impacto en la población, el entorno construido, y el medio ambiente”, explicó el decano Juan Carlos de la Llera.

La Presidenta destacó al concluir su discurso que “detrás de estos informes se encuentra el trabajo de decenas de personas que se han puesto de acuerdo en ideas y propuestas que tienen, a pesar de su especificidad, un objetivo común: asegurar que las próximas generaciones vivan en un país más seguro frente a los desastres naturales y en la cual el agua sea protegida y usada de manera responsable”.

Comisión de Resiliencia frente a Desastres Naturales

Esta Comisión fue convocada por el CNID y trabajó en la definición de una estrategia de investigación, desarrollo e innovación para transformar la constante exposición de Chile a los desafíos de la naturaleza en una ventaja innovadora sostenible en el tiempo.

La comisión fue dirigida por Juan Carlos de la Llera, decano de la Facultad de Ingeniería UC, investigador de CIGIDEN y consejero del CNID, y estuvo conformada por 27 personas del mundo académico, sector público y empresa privada. Su trabajo se organizó en cuatro subcomisiones para abordar aspectos específicos: Resiliencia, Polo de Desarrollo, Respuesta y Riesgo, y Procesos Físicos y Exposición. En total, más de 70 personas colaboraron en sus actividades.

Fuente: https://prensa.presidencia.cl