Pontificia Universidad Católica de Chile Pontificia Universidad Católica de Chile

Historia

Los primeros años

Hablar del nacimiento de la Escuela de Ingeniería es hablar de la fundación de la universidad misma. En 1892 la Universidad Católica, cuatro años después de su creación, abrió el curso de Ingeniería Civil, con alrededor de 30 alumnos, en el cual se complementaban la arquitectura y la ingeniería. Cinco años más tarde se titularon los dos primeros ingenieros civiles: Germán Holtheuer y Jorge Urzúa, quienes fueron, además, los primeros profesionales titulados de la UC.

En 1900, el arzobispo de Santiago, monseñor Mariano Casanova, emitió el decreto de fundación de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, bajo la cual se encontraba el curso de Ingeniería Civil (en ese periodo, curso y escuela eran sinónimos). Tres años después comenzó el reconocimiento de sus títulos por universidades y escuelas europeas. La primera en hacerlo fue la Universidad de Lovaina, Bélgica, en tanto que el Estado chileno reconoció el título de Ingeniero Civil de la Universidad Católica durante el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo en 1928.

Periodo de crecimiento 

Las tres décadas que siguieron luego de la fundación de la escuela, fueron de consolidación y crecimiento. Aumentaron las cátedras y el número de alumnos, se crearon organismos independientes, se desarrollaron laboratorios y se iniciaron actividades de servicio.

Desde que fue fundada, la Escuela de Ingeniería le ha dado gran importancia a la enseñanza práctica y experimental, la cual tiene su máxima expresión en los laboratorios docentes. Son varios los célebres, tales como el laboratorio de Hidráulica, creado en 1926, el cual fue el primero de su tipo en Sudamérica y el Instituto de Investigaciones de Materiales (1938), a partir del cual nació nueve años después la Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas DICTUC, cuya labor ha sido un aporte fundamental para el desarrollo del país a través de sus convenios con empresas, industrias e instituciones públicas.

Modernización y especialización 

El Plan de Desarrollo de la educación en ingeniería se inició en la década de 1960, durante el decanato de Raúl Devés, como parte del proyecto para modernizar la facultad. Así, la escuela se transformó en un moderno centro universitario acorde con las exigencias del avance tecnológico y las necesidades del país.

Durante esta época se iniciaron otros importantes cambios y mejoras, como las modificaciones a la malla que posicionaron a la escuela como pionera en la incorporación de un currículo flexible y semestral, el plan de perfeccionamiento de profesores para la formación de un cuerpo docente de excelencia y, uno de los hitos más importantes, la construcción del campus San Joaquín. Durante el decanato de Raúl Devés, la Escuela de Ingeniería adoptó como estructura organizativa los departamentos, los que debieron desarrollar funciones de docencia e investigación en diversas disciplinas.

En 1974, tras la reforma universitaria y una serie de reestructuraciones de las unidades académicas, se creó la Facultad de Ingeniería, agrupando a la Escuela de Ingeniería, la de Construcción Civil, el Servicio de Ciencias de la Computación (SECICO) y DICTUC.

Durante la década de los ochenta y con el objetivo de asumir una posición de liderazgo, la escuela se impuso la meta de lograr el perfeccionamiento de postgrado de su cuerpo docente y de captar más y mejores alumnos, lo cual ha rendido frutos hasta la actualidad. También se comenzaron a desarrollar los programas de postgrado. En 1983 se creó el Magíster en Ciencias de la Ingeniería, en 1993 el Doctorado en Ciencias de la Ingeniería, en 1992 se creó la Dirección de Investigación y Postgrado (lo cual fue clave para el desarrollo de la investigación dentro de la Escuela), y en 2003 se creó el Magíster en Ingeniería.

Cambio de milenio

En 2009, continuando con la tendencia mundial de contar con currículum más eficientes, se implementa un nuevo currículum, basado en competencias. En 2013 fue complementado con una estructura curricular con dos ciclos de formación, el primero conducente a obtener la Licenciatura en Ciencias de la Ingeniería y el segundo conducente a obtener el título profesional.

El objetivo de esta nueva estructura curricular, impulsada en el marco del Plan de Desarrollo Estratégico 2010-2015 del decano Juan Carlos de la Llera, fue homologar la formación de Ingeniería UC con las mejores escuelas del mundo, facilitar la internacionalización de los alumnos y la articulación con estudios de postgrado, así como fomentar la interdisciplina, el emprendimiento y la innovación.

En 2014 la Escuela de Ingeniería se adjudicó el primer lugar del concurso “Nueva Ingeniería para el 2030” impulsado por CORFO para apoyar la trasformación de las escuelas de ingeniería del país en escuelas de clase mundial, marcando un nuevo hito en el desarrollo de Ingeniería UC. La Escuela presentó el proyecto “The Clover” 2030 engineering strategy: an engine to surf the waves for Chile´s development” en conjunto con la Universidad Técnica Federico Santa María, formando el consorcio UC-USM. Este proyecto pasó a convertirse en la continuación y en el potenciamiento de los procesos de cambio iniciados con el Plan de Desarrollo Estratégico 2010-2015.

En el marco de este mismo programa y gracias a un acuerdo con UC Berkeley, a través del Sutardja Center for Entrepreneurship & Technology, en 2015 se inauguran en Silicon Valley, San Francisco, las primeras oficinas de Ingeniería UC en el extranjero, con la proyección de próximamente ampliar el alcance de la Escuela a otros continentes como Europa y Asia.

2016 fue el segundo año de ejecución del proyecto Ingeniería 2030, avanzando en la consolidación de gran parte de las iniciativas impulsadas en el marco de este programa, tales como los proyectos de investigación internacionales, las alianzas con prestigiosas universidades extranjeras, el desarrollo del área de educación en ingeniería, la producción de cursos online, el desarrollo de iniciativas de innovación y emprendimiento como Brain Chile, Bridge Silicon Valley y Boston, y el avance en la construcción de nueva infraestructura, entre otras.

En 2017 la Escuela de Ingeniería cumplió 125 de años historia, hito que se celebró con una cena conmemorativa en la que participaron exdecanos, autoridades UC, profesores y exalumnos, y a través de otras iniciativas impulsadas durante el año.

Memorias Escuela de Ingeniería

Año 2018

Año 2017

Año 2016

Año 2015

Año 2014

Año 2013

Año 2012

Año 2011

Año 2010

Año 2009

Año 2008

Año 2007

Año 2006

Año 2005

Año 2004

Año 2003